alexandra

alexandra
-

Wednesday, 11 May 2016

Un libro abierto, un amigo que espera, olvidado, un alma que perdona...

Los recuerdos se iban agrietando y envejeciendo, 
se perdían frases enteras en los dobleces del alma ..
Y si un día una lágrima denuncia mi tormento,
el tormento infinito que te debo ocultar,
te diré sonriente: "No es nada, ha sido el viento".
Me enjugaré la lágrima ... ¡y jamás lo sabrás!


No comments: